Cuéntanos tu proyecto: 678 128 022

Precio de una página web

Precio de una página web: ¿Cuánto vale una web?

Hace poco más de dos semanas, publicamos una entrada “Beneficios De Una Página Web Para Tu Negocio” en la que explicábamos la importancia que tiene la digitalización para las empresas y las ventajas de una página web para la empresa. Sin embargo, no llegamos a entrar en detalles del precio de una página web y dadas las numerosas solicitudes que hemos tenido desde entonces, vamos a explicar mejor algunos aspectos que esperemos sean de ayuda para los lectores y nuestros clientes.

¿Cómo saber cuál es el precio de una página web?

A pesar de que cualquiera puede ver los precios de nuestros servicios y para las distintas opciones web que ofrecemos, estos son servicios estándar que a menudo no logran adaptarse a los requisitos del cliente, entonces habrá que realizar una propuesta personalizada valorando distintos criterios.

No voy a meterme en detalles de precios ya que todo es muy relativo. Una landing page puede ir de 250 a 400 euros, sin embargo un proyecto de tienda online con miles de productos que requieren de la redacción de descripciones, optimización, sem, sincronización con marketplaces, publicaciones diarias en el blog… puede costar centenas de veces más, por eso a pesar de que hemos intentado crear productos estandarizados tras haber estudiado el mercado, sigue habiendo un 10% – 15% de los clientes que no se ajusta a los productos estándares que ofrecemos en nuestra web y podéis ver en cada una de nuestras páginas.

Por ello, dar un precio fijo por un proyecto sin previamente conocer todos los detalles es no solo imposible, sino que poco profesional. En páginas como la nuestra, ponemos precio a nuestros productos de modo orientativo, pero evaluamos cada proyecto con detenimiento antes de proveer un presupuesto a nuestros clientes.

¿Qué factores inciden en el precio de una web?

En Infiniwebs tenemos una clara orientación a PYMES por lo que tras trabajar en numerosos proyectos en una gran variedad de sectores tenemos conocimiento sobre cómo debe realizarse un proyecto para lograr buenos resultados.

También somos conscientes del funcionamiento de una pequeña empresa y de la dificultad que supone hacer inversiones elevadas en publicidad, por ello ajustamos al máximo los productos para ofrecer calidad a buen precio. Sin embargo siempre hay cosas que pueden encarecer el proyecto.

Lo primero que debemos saber es en qué sector trabaja la empresa y cuál va a ser la esencia del proyecto.

¿Se trata de una web corporativa o de una tienda online?

La principal diferencia entre ambas es la necesidad de hacer integraciones con métodos de pago, envíos, logs, configurar los productos e integrarlos lo que encarece bastante un proyecto. Por eso lo primero que debemos determinar es si solamente vamos a presentar unos servicios o productos que ofrece la empresa, o también vamos a vender algo.

Otro aspecto relevante es el hosting o alojamiento del sitio web

Como todos sabemos, para tener una página web es necesario disponer de un alojamiento del sitio en un servidor que se encargara de alojar los datos de la página y ponerlos a disposición de los usuarios que accedan a él. Hay una gran variedad de empresas u tipos de servidores con los que se puede trabajar. De esto dependerá el espacio disponible para almacenar la página web, la velocidad de carga, caídas y errores del servidor, rapidez de respuesta ante incidencias, localización del servidor (recordemos que para Google es importante que el servidor se encuentre en el país en el que queremos posicionar la web y obtener tráfico), etc.

Para una web corporativa o una pequeña tienda online un servicio de alojamiento debe rondar entorno a los 100€ o 200€, siendo que la mayoría de agencias como la nuestra ya lo incluyen en el precio, pero en caso de que un cliente ya disponga de uno, el precio de la web rebajara con la cuantía correspondiente.

Sin embargo, si se trata de un proyecto mayor con muchos recursos multimedia necesitaremos servidores con mayor espacio y rapidez de carga, por lo que el precio variará bastante del anteriormente citado. El 95% de los proyectos son alojados en servidores como los mencionados al principio.

La magnitud del proyecto es otro factor determinante del precio de una web. La diferencia en el precio entre una pequeña web y una página que necesita incluir mucho contenido puede ser enorme.

Otros factores que determinan el precio de una página web

A pesar de que los motivos anteriores son los que rigen el precio de una web, no debemos olvidarnos de algunos detalles que también pueden afectar seriamente al precio de un proyecto web.

Una o de estos aspectos es la cantidad de revisiones y cambios que están incluidos en el proyecto. A pesar de ser expertos en la materia, muchas veces un proyecto no logra ajustarse al máximo a los requisitos de los clientes. Por ello, es necesario realizar modificaciones hasta lograr un resultado satisfactorio. Sin embargo, dependiendo de la dimensión de estas modificaciones puede cambiar el precio del proyecto. Generalmente, estos aspectos se especifican en el contrato que se establece entre el cliente y la agencia, especificando las revisiones o tiempo que el diseñador puede dedicar para posibles modificaciones y cambios estéticos o estructurales sobre la página.

Si atendemos a las características del proyecto también podemos darnos cuenta de que habrá elementos que modifiquen el precio. Un proyecto muy complicado con altos requisitos estéticos, intervención de programación avanzada, calidad y cantidad de los archivos multimedia son elementos que encarecen más el proyecto.  Por ejemplo, si un cliente quiere que las imágenes sean únicas en su web, eso tiene un coste elevado independientemente de si tiene que acudir a bancos de imágenes de pago o a un fotógrafo especialista, su presupuesto se verá alterado.

¿Quién va a redactar el contenido de la página web?

Si se trata de una landing page corporativa, no será un problema incluso incluirlo en el precio, pero cuando hablamos de webs más extensas, se requieren muchas horas de trabajo para redactar un contenido de calidad que esté debidamente optimizado para los buscadores. Por eso, antes de solicitar un presupuesto debes tomar la decisión sobre quien va a redactar todo el contenido de la página así mismo de si la web tendrá un blog y cuántas publicaciones quieres que este tenga, tanto en un inicio como publicaciones periódicas. Aquí lo importante es saber periodicidad y extensión de las entradas que se van a publicar.

La cuestión, en muchas ocasiones es, ¿Cuál es el punto óptimo en una web para lograr el mejor rendimiento al mejor precio? La verdad es que depende mucho del proyecto. Sin embargo, si el proyecto no requiere grandes especificaciones técnicas, la mejor opción es elegir un diseño moderno y atractivo con una buena usabilidad que se ajuste a un presupuesto estándar para cualquier PYME.

Servicios que no deben estar incluidos en el precio de la web

Hasta aquí hemos estado mirando los aspectos que pueden ser determinantes para el precio de una web. Sin embargo, hay una gran cantidad de aspectos que a pesar de ir ligados a la página web, no deben ir incluidos o constituir el precio de la misma, ya que dependen de muchos factores.

Uno de estos aspectos es el posicionamiento SEO. A pesar de que empresas como la nuestra ofrecemos un posicionamiento On-Page para todos los proyectos, se trata de un posicionamiento básico para que el proyecto tenga un adecuado posicionamiento. Sin embargo, para posicionar una página se necesitan muchos más aspectos a tener en cuenta, por lo que es recomendable invertir en posicionar bien una web, dado que es una inversión a largo plazo. Por lo general esto debe ir separado del precio de la web, dado que las acciones que se tomarán no derivan por lo general de cambios de diseño o estructura de la web.

De la misma manera, investigaciones de palabras clave, posición estratégica de los principales competidores, campañas de posicionamiento SEM, gestión de medios sociales de la empresa u otros servicios similares no deben estar incluidos en el precio de la web, ya que requiere procesos de planificación y ejecución distintos, por lo general una vez que la web esté completamente terminada.

Conclusión

Como hemos visto, hay muchos factores que inciden sobre el precio de una página web. Sin embargo, podemos decir con certeza que un proyecto web sin mucha dificultad y personalización debe rondar entre los 550€ y 1100€, siendo el de una tienda online entre 750€ y 1800€, por supuesto incluyendo alojamiento, dominio, optimización on-page para buscadores, y garantizando sobre todo, que la web sea responsive y se adapte bien a todo tipo de dispositivos.

Esperamos que esta entrada os haya agradado y os esperamos en nuestro próximo post.

 

Comparte este post

Share on facebook
Share on google
Share on twitter
Share on linkedin
Share on pinterest
Share on email
  • 678 128 022
  • Info@infiniwebs.es
  • Plaza Eixereta Nº1 - 7, 46100 Burjassot (Valencia)

Cuéntanos tu proyecto